Sr. Duplicidad

Actualizado: 29 jun


Recibir las lecciones de la vida es jodido, pero más lo es cuando te toca a ti ser la que da la lección, y es qué me pasó algo tan desagradable que me hizo caer en cuenta que la vida no sólo te da lecciones a ti, sino que a través de ti la vida da lecciones a otros.


Al final todos salimos igual de heridos o dolidos con todo este asunto pero lo importante es saber cuando te tocó a ti aprender algo y cuando definitivamente tú fuiste solo la maestra, la mensajera de esa lección.


¿De qué hablo? Te cuento…


En realidad es algo que me ha pasado ya como tres veces, resulta que estuve saliendo un buen tiempo con un chico, hablo de casi un año, el cual aunque nuca formalizamos nada, si pasamos por todo lo que una relación de pareja pasa normalmente: tiempo juntos, salidas, almuerzos, cenas, risas, confidencias, complicidad, cariño, masajes y ya sabes lo demás…


Bueno, el cuento es que por esas cuestiones de la vida (porque pareciera que yo me pongo para que me den) me entero que esta persona tiene a alguien más con la que estuvo saliendo más tiempo o casi el mismo tiempo que conmigo.


¿Qué te parece?

¿Golpe duro verdad?


Bueno, yo lo he vivido tres veces ya, si, la misma historia tres veces… aún no sé que me toca aprender de todo eso, sin embargo, esta vez si me quedo muy claro de que el universo me utilizó a mí de mensajera para darle a este chico una lección.


Estando harta de las personas que juegan con nuestros sentimientos, una mañana, por varias cosas que pasaron previamente, me levante diciendo “basta”, esto de que las mujeres aguantemos solas en silencio semejante dolor y falta de respeto debe parar. Debemos unirnos y hacer que pare.

Con esa intención contacté de la forma que pude a esta chica y le conté toda mi historia con esta persona, le pedí que perdonara mi sinceridad pero que esta vez yo no podía quedarme callada y seguir permitiendo que nos ilusionen para luego mentirnos, engañarnos o hacernos sentir que somos menos. Creo que ella lo entendió, o al menos eso espero.


Al principio, mi intensión fue proteger a la chica con la que él también salía, sin embargo, luego de que la cosa se fue descubriendo más y más, entendí que no sólo estaba ayudando a la chica a salirse de ese hueco de mentiras constantes en la que estaba metida al igual que yo, sino que también le di una buena lección al chico, lo que nos hizo estuvo muy mal y ahora le tocaba vivir las consecuencias de eso, ojalá el también aprenda la lección.


En fin, con este post además del tema de las lecciones de la vida, lo que quiero, honestamente es crear conciencia entre nosotras, en serio ¡ya basta! nosotras valemos mucho y no merecemos que jueguen con nuestros sentimientos, unámonos para que ellos dejen de hacer esto que ha ido empeorando con el tiempo.


Trabajemos juntas para que el amor bonito y basado en el respeto mutuo vuelva a estar de moda.

¿Muy cursi?

Bueno, pero igual sabes que tengo razón…

96 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo